29.9 C
Guadalajara
24 de julio de 2024
POLÍTICA

Retrata QUCHO con sus cartones; la soberbia y frivolidad del poder

LAS MEJORES CARICATURAS DEL SEXENIO

“Tengo el privilegio de dar una opinión y me paguen por ella, es un gusto trabajar en algo que te agrada y me siento afortunado”.

 

Por Diego Morales Heredia

Un sexenio de frivolidad con un gobierno federal con altos índices de aprobación y poca autocrítica, un Jalisco con un gobernador que fue de más a menos en su proyecto de Refundación, lo impensable como una pandemia a nivel mundial y hasta el Atlas campeón, todo ello se refleja en el libro que “Qucho, Cartones de Saúl Herrera”, presentado por el famoso monero jalisciense.

Con más de 25 años de exitosa carrera, Saúl Herrera “Qucho” se ha posicionado como uno de los mejores cartonistas a nivel nacional, ganándose el gusto de los lectores por su humor, crítica y amenidad de sus creaciones.

Al presentar su libro, Qucho recordó la primera presentación de libro que tuvo a los 24 años, junto a grandes caricaturistas mexicanos como Rogelio Naranjo y Trino, ahora, en su oportunidad, agradeció a todos por la posibilidad de presentar esta obra en la cual enmarca sus mejores cartones en el sexenio.

“Toda mi vida la divido en sexenios, este sexenio me pareció particular, nos encontramos con dos gobiernos que encuentro cosas similares, personajes esenciales de la vida nacional, que han acaparado la atención, que han dejado su gabinete de lado y aparecen ellos en primer plano”.

“Tengo el privilegio de dar una opinión y me paguen por ella, es un gusto trabajar en algo que te agrada y me siento afortunado. Mi libro es una compilación de seis años, lo que ha durado el gobierno tanto del señor Andrés Manuel López Obrador, como el de Enrique Alfaro. Toda mi vida la divido en sexenios, este sexenio me pareció particular, nos encontramos con dos gobiernos que encuentro cosas similares, personajes esenciales de la vida nacional, que han acaparado la atención, que han dejado su gabinete de lado y aparecen ellos en primer plano”.

Agregó: “El gobierno de López Obrador me pareció bastante curioso, porque con Peña Nieto hacías un cartón y la mayoría de la gente te aplaudía; en el caso del actual presidente, tienes un montón de gente que lo sale a defender, pensé que eso iba a durar un año cuando mucho, pero hasta el día de hoy la gente sigue defendiéndolo”.

“En el caso de la llamada Refundación en Jalisco con Alfaro, era un fenómeno similar, pero ese efecto duró dos o tres meses, actualmente lo dibujo y es un personaje que se ha llevado mucha crítica. Yo lo que reflejo en mis cartones es lo que siento y percibo, porque creo que el cartón político y en general el periodismo crítico ayuda a una sociedad más democrática, eso trato de hacerlo todos los días”.

En la presentación del libro participaron de comentaristas la periodista Sonia Serrano y los periodistas Diego Petersen, Gabriel Ibarra y la diputada Mara Robles.

 

En su vida dividida en sexenios, Qucho reconoció que este último fue un tanto extraño para la sociedad con la aparición de la pandemia a nivel global, lo cual fue un gran reto y desafío al presentar sus trabajos por la sensibilidad que había que tener en un momento tan complicado para la humanidad en la historia.

“Nos encontramos en este sexenio con algo que no estaba en nuestra órbita, que llamó mucho la atención, un suceso que rara vez ocurre en la sociedad, que fue el caso de la pandemia, fue un momento complicado para hacer humor, algunos medios me pedían no tocar el tema porque había gente pasándola mal, todos los padecimos y sinceramente esto está reflejado en el cartón y en el libro”.

En el mismo libro, hay un apartado de cartones relacionados al futbol y el deporte, otra de las grandes pasiones de Qucho, en el cual destaca un evento impensado para los tapatíos, que el Atlas saliera campeón y rompiera la racha de más de 70 años sin levantar un título.

“El libro tiene una parte deportiva que es algo que me apasiona muchísimo hacer, para mí, como no estaba preparado para una pandemia, no estaba preparado nunca para dibujar al Atlas campeón y nos tocó, como aficionado de Chivas no estaba preparado para eso, la ciudad no estaba preparado para eso, no fue una vez, fueron dos veces. En el libro tenemos un apartado de deporte para los apasionados del futbol”.

El salón de la Asociación de Fabricantes de Muebles estuvo repleto de amigas, amigos y admiradore de Qucho que lo acompañaron a la presentación de este gran libro de selección de cartones.

UN FENÓMENO DEL PERIODISMO JALISCIENSE

El presentador y moderador de la presentación del libro “Cartones de Saúl Herrera” fue el periodista Gabriel Ibarra Bourjac, director general del Semanario Conciencia Pública, quien recordó los inicios de Saúl Herrera en el periodismo local al darle una oportunidad en una agencia de comunicación. Al tiempo, se convirtió en uno de los referentes de la comunicación a nivel nacional.

“Quién no conoce la obra de Qucho, quién no se ha indignado o reído con alguno de los cartones donde se mezcla el humor y la crítica que tienen alto impacto en la comunidad, lo mismo si el tema es político o deportivo, quién no ha compartido con familiares y amigos alguna de sus caricaturas (…) Los jóvenes fueron creciendo, madurando, para asumir sus desafíos tomando nuevos caminos. Desde entonces a Saúl ya se le conocía como Qucho, siempre presto a atender la petición de los editores y compañeros”.

“De su sencillez, se ganó el afecto de todos. Le ha tocado vivir tiempos de cambio, con una propuesta fresca de periodismo crítico, con la chispa y humor en su obra editorial, una propueta digerible para todo público con ese lenguaje universal que son sus monos, la forma en que las presenta, no requieren interpretación”.

Para describirlo, Gabriel Ibarra precisó que Qucho es un fenómeno del periodismo jalisciense, en donde ha logrado imprimir su estilo, con sentido social, compromiso y crítica al poder, provocando reacciones en los lectores y en la misma clase política y deportiva en el estado.

“En tiempos donde la frivolidad está de moda, Saúl imprime el sentido social a su cartón, el compromiso y crítica al poder. Qucho es un fenómeno del periodismo jalisciense desde el cartón político, es un referente, es de los periodistas que logran mayor impacto con su obra cada día. Sus monos, nos provocan reacciones de admiración al mezclar el humor con la crítica, un cartón donde además la estética y el buen gusto está presente. Tal vez hasta el aludido, no en pocos casos, aunque les duela, lo valoran y se ríen de sí mismos y hasta lo comparten”.

“A los personajes del poder Qucho los baja de su pedestal y los presenta como son, de carne y hueso. Otro rasgo de Qucho es el profesionalismo, con esa templanza que aborda los temas, lo cual se agradece sin caer en el juego de intereses presente en la lucha del poder, Qucho está al margen de esa polarización”.

Subrayó: “Esa fama y poder que Qucho ha logrado alcanzar, no porque la buscara, sino porque su talento se lo ha permitido, no lo ha transformado, no lo ha cambiado, la grandeza de la persona está en la sencillez y la humildad distingue a Qucho. Me da gusto ver el éxito que tiene, convertido en un monstruo del cartón político, logrando un liderazgo en la opinión pública de Jalisco, con esos cartones de humor fino, para alcanzar a cientos de miles. Celebro la iniciativa de impulsar esta obra editorial”.

 

A QUCHO TODOS LO VEN…

Por su parte, la diputada local Mara Robles señaló ante los presentes sus cartones favoritos, afirmando que a diferencia de los líderes de opinión que no todos los leen, a Qucho todo mundo lo ve, haciendo de Saúl Herrera un monero de alta gama en el país.

“Cuando Qucho dibuja, todo mundo lo ve. Puede ser que a los periodistas nadie lo lea, pero a Qucho todo mundo lo ve. Puede dibujar como quiere, nos tiene acostumbrados a unos dibujos dulces, a veces hasta los malos se ven bien, son dibujos redonditos, cariñosos, pero tienen fuerza y potencia que tiene. Es un muy duro, de alguna manera al ver a tus compañeros en los cartones se suaviza, pero veo algunos potentes”.

Añadió: “La caricatura política tiene alta prosapia en nuestro país, no sé si la empezó en su momento Posadas, pero, nuestro país tiene grandes caricaturistas políticos. Han hecho periodismo de alto nivel, combinan la gracia de saber dibujar, saber representar, saber caricaturizar y saber editorializar. Uno tiene a sus clásicos, se demuestra que Qucho es uno de nuestros nuevos clásicos. Hay que comprar el libro, Qucho tiene fama, tiene poder, pero no tiene dinero, porque la gente decente no tiene dinero, hay que comprar el libro para que tenga las tres cosas”.

CRONISTA DE LA CIUDAD

“Jalisco y sus políticos”, así describió la periodista Sonia Serrano su participación en el libro, considerando que Saúl Herrera se ha convertido con su trabajo en un cronista de la ciudad, capaz de contar historias con una imagen, retratando en muchas ocasiones aquello que los periodistas no han podido, en ello la grandeza del trabajo de Qucho al pasar de los años.

“Qucho logra contarnos historias en una imagen, son crónicas, son conclusiones editoriales completas en un cartón. Se ha convertido en un cronista de lo que ocurre en la ciudad, en una imagen, resume lo que muchos de nosotros tratamos de investigar y contar a través del periodismo, se nos adelanta y ve eso que nosotros los periodistas no nos dimos cuenta. Sus cartones son una especie de zoom ante una realidad completa, ajusta el lente y da en el clavo casi siempre, encontrando lo que los periodistas llamaríamos el enfoque de la nota. En sus cartones encontramos el relato de la violencia, tragedia, de las desapariciones, la frivolidad de las autoridades, de sus incongruencias, las fallas que han tenido ante la sociedad. Se ha convertido en un hombre incómodo”.

De igual manera, la periodista de NTR expresó que lo más destacado del trabajo de Qucho es que no ha renunciado ni ha caído en presiones, es un monero totalmente independiente capaz de criticar a cualquier político de cualquier partido.

“Algunas veces Qucho es pro 4T según los bots, otras veces es un conservador. Le pasa todo el tiempo, es la mejor prueba de que no tiene vínculos con nadie, es un monero totalmente independiente. Su tarea más difícil ha sido en lo local, es un sexenio donde no solamente se condena y se castiga de alguna manera, no se permite pensar diferente, a pesar de eso el trabajo de Qucho ha estado ahí, a pesar de las presiones, no ha renunciado a contarnos lo que nos ocurre. Eso es lo más destacado de su trabajo”.

 

EL CARTÓN COMO GÉNERO PERIODÍSTICO

El cartón político es un género periodístico y la gran diferencia entre tener un gran cartonista como Qucho y no tenerlo es atraer a más lectores, es la visión que dio el periodista Diego Petersen, quien resaltó la capacidad que tienen los moneros de ser ave raris, un artista y analista a la vez.

“El cartón político es un género periodístico, dentro de los géneros de opinión es el centro de los periódicos, la diferencia en un medio entre tener un gran cartonista político como Qucho y no tenerlo es simplemente que no atraemos a los lectores, los columnistas estamos alrededor del cartón, suplicando que nos vean. Pocas cosas dan tanto dolor de cabeza como el cartón político, si da dolor de cabeza es porque es bueno, si no genera enojo y malestar no es un buen cartón político y estamos ante un cartonista que genera muchos disgustos. El cartón político tiene esta capacidad de síntesis que no tienen ningún otro género periodístico”.

Agregó: “Los cartonistas políticos son ave raris, no se dan en maceta, los podemos contar con los dedos de la mano en la historia del país, al mismo tiempo que es un artista es un analista. Tiene que ser un gran observador de la realidad, al mismo tiempo es un artista, es alguien que es capaz de sintetizar en una imagen una situación política, eso es complicado. Si hacerlo con palabras casi no se nos entiende, si el cartón político es fallido, no sirve para nada”.

Compañero de Qucho en El Informador, resaltó la capacidad que tiene Qucho de regresar a los políticos a la realidad y cómo los ciudadanos tienen derecho a reírse del poder.

“De alguna manera sintetiza o actualiza ese derecho inalienable que tenemos los ciudadanos a reírnos de nuestros políticos, si no nos reímos del poder, si el ciudadano no es capaz de hacerlo, si los poderosos no tienen todos los días este cartón, que les recuerde que son una vacilada, que no son ese poderoso que se sienten todas las mañanas porque todos los días les aplauden, ahí viene el cartón político que les regresa a la realidad, les recuerda que el poder es prestado. El diablo está en los detalles, el diablo está en el cartón político”, puntualizó.


A QUCHO TODO MUNDO LO VE

“Cuando Qucho dibuja, todo mundo lo ve. Puede ser que a los periodistas nadie lo lea, pero a Qucho todo mundo lo ve. Puede dibujar como quiere, nos tiene acostumbrados a unos dibujos dulces, a veces hasta los malos se ven bien, son dibujos redonditos, cariñosos, pero tienen fuerza y potencia que tiene. Es un muy duro, de alguna manera al ver a tus compañeros en los cartones se suaviza, pero veo algunos potentes”.

Añadió: “La caricatura política tiene alta prosapia en nuestro país, no sé si la empezó en su momento Posadas, pero, nuestro país tiene grandes caricaturistas políticos. Han hecho periodismo de alto nivel, combinan la gracia de saber dibujar, saber representar, saber caricaturizar y saber editorializar. Uno tiene a sus clásicos, se demuestra que Qucho es uno de nuestros nuevos clásicos. Hay que comprar el libro, Qucho tiene fama, tiene poder, pero no tiene dinero, porque la gente decente no tiene dinero, hay que comprar el libro para que tenga las tres cosas”.

 

MARA ROBLES/ DIPUTADA LOCAL


SON DE CARNE Y HUESO

“A los personajes del poder Qucho los baja de su pedestal y los presenta como son, de carne y hueso. Otro rasgo de Qucho es el profesionalismo, con esa templanza que aborda los temas, lo cual se agradece sin caer en el juego de intereses presente en la lucha del poder, Qucho está al margen de esa polarización”.

“En tiempos donde la frivolidad está de moda, Saúl imprime el sentido social a su cartón, el compromiso y crítica al poder. Qucho es un fenómeno del periodismo jalisciense desde el cartón político, es un referente, es de los periodistas que logran mayor impacto con su obra cada día. Sus monos, nos provocan reacciones de admiración al mezclar el humor con la crítica, un cartón donde además la estética y el buen gusto está presente. Tal vez hasta el aludido, no en pocos casos, aunque les duela, lo valoran y se ríen de sí mismos y hasta lo comparten”.

GABRIEL IBARRA BOURJAC/ PERIODISTA


CRONISTA DE LA CIUDAD

“Qucho logra contarnos historias en una imagen, son crónicas, son conclusiones editoriales completas en un cartón. Se ha convertido en un cronista de lo que ocurre en la ciudad, en una imagen, resume lo que muchos de nosotros tratamos de investigar y contar a través del periodismo, se nos adelanta y ve eso que nosotros los periodistas no nos dimos cuenta. Sus cartones son una especie de zoom ante una realidad completa, ajusta el lente y da en el clavo casi siempre, encontrando lo que los periodistas llamaríamos el enfoque de la nota. En sus cartones encontramos el relato de la violencia, tragedia, de las desapariciones, la frivolidad de las autoridades, de sus incongruencias, las fallas que han tenido ante la sociedad. Se ha convertido en un hombre incómodo”.

 

SONIA SERRANO/ PERIODISTA

 

POST RELACIONADOS

Trabajadoras de la Corte conmemoran el 8M

Legisladores de México

La alianza es un Titanic: Dante Delgado

Legisladores de México

Contundente baja en incidencia de feminicidios, reflejo del trabajo para prevenir violencias basadas en el género

Legisladores de México

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más